La esencia de la libertad

Anarcocapitalismo ¿que es el anarcocapitalismo?

Anarcocapitalismo ¿que es el anarcocapitalismo?

Anarcocapitalismo ¿que es el anarcocapitalismo?

 

 El anarcocapitalismo (o anarquismo de mercado2 3 4 5 ) es una forma de anarquismo individualista6 que promueve la eliminación del Estado, la libertad individual y el derecho depropiedad privada. En lo económico, respalda el capitalismo de libre mercado, en el sentido de libre de interferencia estatal, como la forma justa y efectiva de organizar todos los servicios.7 En lo jurídico, promueve los contratos voluntarios definidos por la ley policéntrica como un mecanismo universal para resolver los conflictos, mediante jurisdicciones de justicia y proteccióncompetitivas entre sí.

La interacción social estaría basada en la idea de propiedad de uno mismo y el principio de no agresión, que significan el derecho a la propiedad privada sobre uno mismo y sus bienes y la prohibición de la coacción o el fraude en contra de personas y sus propiedades.2 8 A partir de estas premisas, se deriva el rechazo al Estado (como institución que ejerce el monopolio delpoder legitimado) y la adopción de la libre empresa, donde agencias privadas ofrecerían unmercado de servicios (ley y seguridad incluidos) para los individuos.


Principios

Introducción 

El término anarcocapitalismo fue acuñado a mediados de la década de 1950 por el economista Murray Rothbard.9 Otros términos usados por esta filosofía, aunque no necesariamente fuera de los círculos anarcocapitalistas, son:

  • capitalismo antiestatal
  • mercado antiestatal
  • anarcoliberalismo
  • anarquismo capitalista
  • anarquismo de mercado
  • anarquismo libertario10
  • anarquismo de libre mercado
  • anarquismo individualista11
  • sociedad de ley privada12
  • anarquía de propiedad privada12
  • capitalismo puro
  • capitalismo radical12
  • anarquismo de derecha13
  • capitalismo sin estado
  • sociedad sin estado
  • liberalismo sin estado
  • libertarismo anarquista

Esta corriente económica y política extrae sus ideas principalmente de la escuela económica austríaca,14 y del anarquismo individualista clásico norteamericano pero desechando su teoría del valor-trabajo, sustituyéndola por la teoría del valor subjetivo.15 16 17

El anarquismo capitalista propone la abolición del Estado (y todo monopolio artificial estatal ya que son financiados por medio de impuestos) y la privatización en libre competencia de toda actividad no-coactiva. Esto es, en manos o en propiedad privada de empresas bajo un régimen de competencia y de libre acceso para la prestación o suministro de cualquier servicio pacífico financiado voluntariamente (incluida la ley y la seguridad). Aboga por la completa desregulación de las actividades personales y económicas no invasivas; y por un mercado autoregulado.

Los anarquistas capitalistas abogan por una sociedad basada en el intercambio voluntario de propiedad privada (incluyendo moneda, bienes de consumo, tierras y bienes de capital) y de servicios con el fin de maximizar la libertad individual y la prosperidad, aunque también reconocen a la solidaridad y a los acuerdos comunales como parte de la misma ética voluntaria.18 Para ellos lo importante es cómo la propiedad es adquirida y transferida; piensan que la única forma justa de adquirir una propiedad es a través del intercambio voluntario (ej. comercio), el regalo o donación o la apropiación original basada en el trabajo, y no la agresión o el fraude.

El principio de no agresión

El anarcocapitalismo utiliza usualmente los siguientes términos.

  • Anarquismo: filosofía que se opone a toda forma de inicio de coacción (incluye la oposición al Estado)
  • Contrato: un acuerdo voluntario obligante entre personas
  • Coacción: fuerza física o amenaza de fuerza física contra personas o propiedades
  • Capitalismo: sistema económico en el cual los medios de producción son de propiedad privada, y en donde las inversiones, la producción, la distribución, los ingresos y los precios son establecidos por medio del funcionamiento del libre mercado en vez del gobierno
  • Mercado libre: un mercado en el cual todas las decisiones referentes a la transferencia de dinero, bienes (incluyendo bienes de capital) y servicios, son voluntarias
  • Fraude: inducir a alguien a compartir algo de valor por medios deshonestos
  • Estado: una organización que tasa y traba a través de la coacción agresiva, sistematizada e institucionalizada
  • Voluntario: cualquier acción, no influenciada por la coacción o el fraude, realizada por alguna institución humana
  • Ancap: contracción de 'anarcocapitalista'
  • Ancapia: hipotética sociedad anarcocapitalista

El anarcocapitalismo, tal como lo definen Rothbard y otros se basa fuertemente en el principio de origen anarquista y libertario de la "no agresión":

El axioma básico de la teoría política libertaria postula que cada hombre es dueño de sí mismo, en posesión de soberanía absoluta sobre su propio cuerpo. En efecto, esto significa que nadie puede invadir o agredir justamente el cuerpo de otra persona. Se sigue entonces que cada persona posee justamente cualquier recurso, previamente sin dueño, de la que esta se apropie o que "mezcle con su trabajo". A partir de estos axiomas gemelos --Propiedad sobre sí mismo y la apropiación originaria-- se construye la justificación para el sistema entero de títulos de propiedad en una sociedad de libre mercado. Este sistema establece el derecho de cada persona a su propia persona, el derecho a donar, dar en herencia (y consecuentemente el derecho a heredar) y el derecho al intercambio contractual de títulos de propiedad
Murray Newton Rothbard, decano de la escuela austriaca de economía y fundador del anarcocapitalismo,"Law, Property Rights, and Air Pollution" Cato Journal 2, No. 1 (primavera de 1982): pp. 55-99.

Rothbard (1926-1995), uno de los principales teóricos del anarcocapitalismo durante el siglo XX, defiende la tesis de la "propiedad de uno mismo" mediante la eliminación lógica de las únicas dos alternativas: que un grupo de personas pueda ser dueña de otro grupo de personas, o que ninguna persona es dueña absoluta de sí misma. Ambas alternativas fallan en producir una ética universal (que es aplicable por igual a todos los seres humanos), es decir, una ley natural justa, capaz de gobernar a todos independientemente de lugar y época. La única alternativa válida entonces, según Rothabrd, es el principio de autopropiedad, que según él es a la vez axiomático y universal.19

En general, se puede decir que el axioma de no-agresión es una prohibición contra la iniciación de la violencia, o la amenaza del uso de la violencia, contra personas (es decir, violencia directa, asalto, asesinato) o contra la propiedad legítimamente adquirida de estas (es decir, robofraude,impuestos)20 A la iniciación de la violencia usualmente se le refiere como agresión o coacción. La diferencia entre anarcocapitalistas y otros liberales-libertarios básicamente se debe al grado de compromiso con este axioma. Los liberales minarquistas, o liberales clásicos, por ejemplo, conservarían al estado (con su agresión inherente) en una forma limitada y con esferas de acción mínimas, cuyas funciones consistirían solamente en las labores de defensa nacional, seguridad y orden interno y legislación y justicia. En contraste, los anarcocapitalistas rechazan inclusive estos niveles de intervención estatal en las instituciones sociales y definen al estado como un monopolio coercitivo de la legislación y el uso legítimo de la violencia, que es el único ente en la sociedad que obtiene sus ingresos por medio de la agresión legal, un ente cuya existencia viola el axioma central del anarcocapitalismo.19

Algunos anarcocapitalistas como Rothbard aceptan el axioma de no-agresión por una moral o justicia natural intrínseca. Es en términos del axioma de no-agresión que Rothbard define el anarquismo, como un sistema «que provee sanción no legal para tales agresiones [contra personas o propiedad]» y «lo que el anarquismo propone entonces es la abolición del estado, es decir, la abolición de la institución regularizada de la coacción agresiva»21 . En una entrevista con New Banner Rothbard afirma que «El capitalismo es la expresión más completa del anarquismo y el anarquismo la expresión más completa del capitalismo. No sólo son compatibles, sino que no se puede tener uno sin el otro. El verdadero anarquismo será el capitalismo, el verdadero capitalismo será el anarquismo.».22 Alternativamente, otros como Friedmanusan una perspectiva consecuencialista, en vez de afirmar que la agresión es intrínsecamente inmoral, estos sostienen que una ley en contra de la agresión sólo puede surgir a partir de un contrato entre partes mutuamente interesadas, quienes acuerdan de esta forma abstenerse de iniciar la violencia entre sí.

Libre empresa vs. Estado 

Para el anarquismo capitalista el axioma de no agresión encuentra aplicación en la libre empresa y su negación en el Estado. Sostienen que el poder estatista es fuente de corrupción, privilegio y agresión, y tiene como eje el monopolio sobre la seguridad y la defensa, y que estos no conforman una categoría de bienes y servicios distintos a los demás y que, por lo tanto y al igual que estos, pueden ser producidos más eficientemente por empresas privadas y por empresas cooperativas.

Sólo el Estado consigue sus ingresos mediante coacción, amenazando con graves castigos a quienes se nieguen a entregarle su parte. A esta coacción se la llama "impuestos", aunque en épocas de lenguaje menos refinado se la conocía con el expresivo nombre de "tributos". La contribución es, pura y simplemente, un robo, un robo a grande y colosal escala, que ni los más grandes y conocidos delincuentes pueden soñar en igualar. Es una apropiación coactiva de las propiedades de los moradores (o súbditos) del Estado.
Una defensa del Estado sostiene que el hombre es un "animal social", que debe vivir en sociedad, y que individualistas y libertarios creen en la existencia de "individuos atomizados" sin influenciar y sin guardar relación con sus semejantes. Pero no, los libertarios nunca han celebrado individuos aislados como los átomos, por el contrario, todos los libertarios han reconocido la necesidad y de las enormes ventajas de la vida en sociedad, y de participar en la división social del trabajo. La gran non sequitur cometido por los defensores del Estado, incluidos los filósofos aristotélicos y tomistas clásicos, es saltar de la necesidad de la sociedad a la necesidad del Estado.

Buscar en el sitio